La puerta de entrada a China: el visado

Home » Artículos » La puerta de entrada a China: el visado

Por Alejandro Vázquez Torrenteras

Cualquier persona que en este momento se esté planteando viajar a China debe saber que el paso más importante es obtener nuestro particular salvoconducto, que no es otro que el visado. El visado consiste simplemente en una pegatina que, bien adherida a tu pasaporte (es decir, en algunos casos lo primero será tramitar el pasaporte), te permitirá circular por China durante un tiempo determinado. ¿De qué depende este tiempo? Del tipo de visado. A continuación os paso a explicar los más importantes (o más típicos)

visado

 Visado de turista (máximo de 30 días)

Este es el visado idóneo para toda esa gente que tiene pensado pasar aquí unos días de vacaciones. Es el más fácil de conseguir, ya que es el que menos condiciones tiene; con un billete de ida y vuelta, una reserva en un hotel (ojo, solo con la reserva, no hace falta pagar la estancia) y los típicos documentos como el pasaporte, la foto y tal… En unos 5 días tienes tu visado tramitado. Para tramitarlo tienes dos opciones: hacerlo a distancia por una agencia o ir tú mismo a Madrid y tragártelo todo tú solo. Para la gente que no vive en Madrid mi consejo es que contacten con alguna gestoría de la ciudad especializada en este tipo de trámites, ya que cuesta prácticamente lo mismo que ir tú mismo a Madrid y todo lo que eso conlleva: transporte, comida… Y te lo envían a tu casa por mensajería. Eso sí, si con la excusa del visado planeáis visitar Madrid o algo así también es una buena opción para hacer tiempo.

Por cierto, la estancia máxima es de 30 días desde que entras a China, pero también está la opción de renovar el visado en Hong Kong, por ejemplo, por unos 30 días más… Esto ya depende de vuestra planificación. Si resulta que estás en China y por un capricho del destino encuentras trabajo aquí tienes la opción de volver a España, tramitarlo y volver de nuevo a China con visado de trabajo o hacer esto mismo, pero en Hong Kong, y no sé yo qué resultaría más barato.

 Visado de trabajo (un año renovable)

Este es vuestro visado si estáis leyendo esto porque tenéis pensado trabajar en China, ya sea porque ya tenéis el trabajo o porque pretendéis buscarlo. Este quizá sea el visado más tedioso de tramitar de todos, ya que para hacerlo lo más importante es recibir la carta de invitación por parte del lugar de trabajo y el certificado “Foreign Expert” (experto extranjero) por parte de la Administración Estatal china. Es muy importante saber que sin estos dos documentos no se puede tramitar el visado de trabajo. ¿Cómo consigo estos documentos? Pues hay que demostrar que somos unos “expertos extranjeros”, así que en mi caso, que soy profesor de español en una universidad, tuve que traducir de manera jurada al chino mi título del máster (en enseñanza de ELE) y mi certificado de antecedentes penales (también traducido), llevarlos a legalizar a los Ministerios pertinentes (Educación, Justicia y Exteriores) y legalizarlos en el consulado chino. Para estos trámites realmente sí aconsejo hacerlo con una gestoría especializada, ya que por ti mismo puede resultar bastante caótico.

visa

Ahora que lo veo, hay que recordar también que hay una fecha límite para entrar en China, como podéis observar en la foto.

Este es el visado momentáneo, y digo momentáneo porque una vez en China debemos completar la tramitación del visado mediante un control médico y la firma de algunos papeles en un centro policial, solo así conseguiremos que realmente tenga un año de validez (vendría a ser una especie de permiso de residencia, porque este visado provisional solo tiene validez de un mes). Si lo habéis hecho todo bien tendréis esto en vuestro pasaporte:

visa2

Es decir, podemos estar tranquilamente hasta el año que viene. Y tranquilos, que una vez en China nuestro centro de trabajo nos ayuda a hacer todas estas gestiones (si no hablamos chino no hay otra manera).

Es muy importante saber que si os ofrecen un trabajo en China debe ser con un visado de trabajo en regla, y no con chanchullos como hacer un visado de turista e ir renovándolo o hacer una especie de visado de estudiante o algo así… Para trabajar en un país como China debemos hacer las cosas bien si no queremos llevarnos sorpresas.

 Visado de estudiante (la estancia depende del tipo de beca o curso, pero un mínimo de 6 meses está garantizado)

La tramitación de este visado es parecida a la de turista, pero con la diferencia de que nos hará falta el certificado del curso que vayamos a hacer por parte de la escuela china. También tiene similitud con el visado de trabajo, ya que también hará falta completar la tramitación con un control médico y la visita al centro policial. Esto es porque vamos a estar en China por un tiempo prolongado, y deben descartar problemas de enfermedades contagiosas y tal.

La mayoría de los centros de idiomas supongo que echarán una mano a sus futuros estudiantes, así que yo no me preocuparía mucho en este caso. Lo más importante es saber que sea como turista, como trabajador o como estudiante no debemos arriesgarnos a coquetear con una posible ilegalidad en nuestra estancia aquí, así que hay que prestar mucha atención a este tema.

“Antes de ser un dragón, hay que sufrir como una hormiga”

Alex VázquezAlejandro Vázquez Torronteras (Córdoba, España, 1990)

Licenciado en Filología Hispánica y posgraduado con el Máster en Enseñanza de ELE, ambas titulaciones por la Universidad de Granada. Desde que empecé la carrera tenía claro que me quería dedicar al mundo de la enseñanza de español, por lo que trabajé para varias academias en España e incluso creé mi propia escuela. Mientras trabajaba en Granada me llegó la posibilidad de dar el salto al gigante asiático y no me lo pensé dos veces, por lo que ahora te cuento mi experiencia desde Xi’an, China, donde trabajo como profesor de español en una universidad.

Autor: Hola China

Posts similares

Deja un comentario