COTTON’S

Home » Artículos » COTTON’S

Las velas estratégicamente colgadas de los árboles y el sonido del agua que recorre la pared de la entrada nos dan la bienvenida a esta espectacular antigua villa española en la calle de Anting. Cotton’s es un restaurante escondido dentro de sus muros de vegetación que le aíslan del tráfico de las calles de Shanghái. Aunque los mosquitos ya hacen acto de presencia, una comida en su relajante patio entra muy bien antes de que el calor del verano apriete.

cottons01
Cotton’s de Anting Lu abrió sus puertas en 2005. Esta reconvertida casa ofrece múltiples comedores de tamaños diferentes, íntimos y menos privados, ideal para cenas románticas, comidas con grupos de amigos, fiestas privadas o incluso reuniones de negocios. Al igual que su gran capacidad de espacio, Cotton’s ofrece una carta muy variada y extensa.

cottons02
Cada detalle del restaurante refleja el carácter de su dueña, Cotton Ding, una mujer alegre, trabajadora y hospitalaria. Ella nos sugiere, amablemente, qué escoger y le hacemos caso. Para beber (happy hour de lunes a viernes, de 4pm a 8pm), Lychee Martini (68 RMB), un coctel dulce con vodka, licor de lichi, Triple Sec y, cómo no, un lichi atravesado por un pincho de bambú. Es suave, acuoso y le encontramos un ligero gusto a cereza.

cottons03
Empezamos la cena con un plato de la carta de brunch (sábado y domingo de 11am a 4 pm). Cotton’s asegura que el Lamb Mediterranean Plate (148 RMB) es una de las opciones más escogidas entre sus clientes. Consiste en una chuleta de cordero a la parrilla, huevos fritos, ensalada griega, tomate asado, puré de berenjena, pesto, rúcula y una rebanada de pan. El tamaño del plato es generoso aunque la carne no abunda. La combinación de ingredientes es acertada y nos gustó que el tomate tuviera trozos de almendras. El puré de berenjena tiene un gusto especial, cercano al amargo, arriesgado para paladares no acostumbrados a este sabor.

cottons04
Seguimos con un appetizer: Seared Tuna Tataki (88 RMB) rebozado con semillas de sésamo, vinagreta de jengibre-soja-lima y ajo dorado a la sartén. La salsa de tres sabores, refrescante y con un punto ácido de la lima, redondea el plato con buena nota.

cottons05
Como plato principal, aunque con estos dos entrantes ya teníamos el estómago lleno, Cotton’s nos recomendó Cotton’s Spicy Hot Platter (138 RMB) y Brushetta And Cold Cut Platter (138 RMB). Los dos, presentados encima de una tabla de madera, son un gozo para la vista. Ingredientes, sabores, texturas y colores diferentes que reunidos parecen una obra maestra.

cottons06
Cotton’s Spicy Hot Platter es para los amantes del picante. Sobre unas hojas de palmera nos encontramos patatas fritas con chili, bolas picantes de cerdo asiático, brochetas de gambas a la parrilla, alitas de pollo fritas y algunas hojas de ensalada en el centro. Viene acompañado de dos salsas: una crema refrescante y una salsa dulce y picante thai para balancear los sabores.

cottons07
Para los que quieran volver a la dieta mediterránea por unos bocados está la Brushetta And Cold Cut Platter. Consiste de la típica bruschetta italiana – pan frotado con ajo, aceite y sal – con diferentes combinaciones encima: prosciutto, salmón ahumado, queso azul y tomate. Además hay un extra de jamón, salmón y trozos de limón con rúcula. Encontramos todas las tostadas muy acertadas, en particular, la de queso roquefort con higos y nueces. La única pega, tan importante como los toppings, el pan: seco y demasiado grueso.

Para terminar, el postre: Cotton’s Deep-Fried Calzone (68 RMB). Esto es una bomba energética metida dentro de una calzone; con trozos de plátano, chocolate, marshmallow – o nubes – , salsa de caramelo y trozos de cacahuetes esparcidos por encima. ¿Se puede pedir algo más dulzón? Quien diseñó la carta hizo muy bien en añadir “Recomendado para dos personas”. Aunque la calzone frita no es muy oleosa, sus ingredientes terminan por empalagar. No es ideal para cenas, pero su rico sabor lo deja en buena posición en la lista de platos favoritos para meriendas.

cottons08
Cotton’s mezcla la cocina occidental con toques de gastronomía china, en concreto, de la provincia de Hunan – de donde proviene su manager-. Su historia es un ejemplo de éxito en el competitivo sector de F&B en Shanghái. Existen dos Cotton’s en esta ciudad (el segundo, abierto en 2008, está situado en Xinhua Lu) con capacidad para 400 y 500 personas.

Su popularidad ha conseguido que este local se encuentre siempre ocupado. A menudo, con fiestas particulares y eventos de escuelas o empresas. “Mi objetivo es que los clientes se sientan como en casa, que Cotton’s quede retenido en su memoria, que sea parte sus vidas”, expresa Cotton entusiasmada. Sin duda, ya es parte de la nuestra.

Cotton’s

Anting Lu, no. 132, cerca de Jianguo Xi Lu, Xujiahui, Shanghái / 安亭路132号, 近建国西路

Horario: Lunes a Viernes de 11am a 2 am; Fines de semana de 11am a 4 am

Cómo llegar (Metro): Zhaojiabang Lu Linea 7 y 9; Hengshan Lu 1; Shanghai Library 10.

Teléfono: 6433 7995

Web: http://www.cottons-shanghai.com

Precio: < ¥200

Nuestra puntuación: 4,5 / 5

julia

Júlia Pujol estudió Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona y, al terminar la carrera, decidió empezar su particular aventura en China. Nacida en un pequeño pueblo cerca de Barcelona, cambió las montañas y los árboles por infinitos rascacielos. Implicada con los medios locales desde los 18 años, en Shanghái ha encontrado la pasión por describir los locales gastronómicos que merece la pena visitar.

 

2016/06/30

Autor: Hola China

Posts similares

Deja un comentario